brianjones_2486827k

Hace justo cincuenta años. Es decir,  el 8 de junio de 1969, Mick Jagger, Keith Richards y Charlie Watts  llegan a Cheltenham Farm, en East Sussex, la nueva casa de Brian Jones,  fundador y  quien dio  nombre a los Rolling Stones.

Su nueva mansión, realizada en madera y con piscina climatizada,  había sido propiedad de A.A. Milne, el autor de Winnie The Pooh. Brian se la había comprado por casi un millón de libras, en el mes de noviembre del año anterior.

Mick, Keith y Charlie iban a comunicarle que quedaba despedido y era sustituido por Mick Taylor, el niño prodigio de 20 años del grupo de John Mayall. Fue Mick el que empezó a hablar, exponiendo los problemas que tenían con Brian y, sobre todo comunicarle, como le había recalcado el semi-gangster Allan Klein, el nuevo manager de los Stones, que Brian no podía entrar en los Estados Unidos y que le habían denegado la visa por culpa de sus dos condenas por consumir drogas. Por lo tanto, el grupo no podía salir de gira o actuar con él.

Pero, violentamente, Keith le quitó la palabra a Mick y le escupió a Brian:

Estás despedido. Y no des tantas vueltas, Mick. Dile que está muerto, que ya jamás será un Rolling Stone”

Keith le tenía odio peculiar a Brian, desde que le dio una paliza a Anita Pallenberg. A cambio le dijeron que recibiría un  veinte por ciento de los beneficios de los Rolling Stones hasta que viviera. Y no hubo más. Charlie quiso decir unas palabras, pero no se atrevió. Los tres se levantaron y se marcharon . La entrevista no duró ni diez minutos.

UN NUEVO ROLLING STONE

The Brian Jones Era
  • The Rolling Stones, The Brian Jones Era
  • Trapeze
  • CD de audio

Al día siguiente, los Rolling Stones anunciaron la noticia oficialmente, así como la celebración de un gran concierto  abierto y gratis en Hyde Park para el 5 de Julio.

No se sabe mucho del estado mental y físico de Brian Jones conocida la noticia. Lo cierto es que bebía vodka o coñac sin parar. Fumaba y se metía desde LSD a cocaína  e incluso hasta pastillas para dormir a cada momento. Sin embargo, el viejo amigo de los Stones, Alexis Korner, que le visitó en esos días encontró a Brian con buen humor. no parecía que le había afectado demasiado.Incluso le dijo a Korner que tenía nuevas canciones y que iba a terminarlas con su amigo Jimi Hendrix, al que había representado en el festival de Monterrey, ya que Brian fue uno de los organizadores.

Se sabe que después de conocer la noticia de su despido estuvo en contacto telefónico con Ian Stewart, el pianista de los Stones, con John Lennon, del que era muy amigo, Joni Mitchell, el batería de Jimi Hendrix y con el gran Jimmy Miller, el productor de los Stones. Se dice que Brian grabó en cinta dos temas nuevos: ‘Has anybody seen my baby’ y ‘Chow time’. Jamás han salido a la luz.

Alrededor de la media noche de la noche del 2 de julio, su novia sueca Anna Wholin encontró el cuerpo de Brian con la cabeza debajo del agua, en la piscina. Anna creyó que se le podría recuperar y aseguró que todavía tenía pulso. Pero cuando llegó la ambulancia, el médico sólo certificó su defunción. El comisario Marshall declaró su muerte como una consecuencia de su estado etílico y con drogas en la sangre. Pero lo cierto es que en el análisis clínico hecho después, Brian no tenía tanto alcohol y drogas como se dijo.

Brian-jones-helen-spittal-2

Las últimas fotos de Brian Jones antes de morir, sacadas por una escolar.

Misteriosamente, instrumentos,efectos personales, maquetas,ropas y hasta muebles carísimos desaparecieron de la casa de Brian poco después de su muerte. El robo parece que fue cometido por una especie de “corre-ve- y dile”  de los Stones llamado Tom Keylock, que lo había utilizado antes Keith y  trabajaba o llevaba la parte administrativa de Brian. También se sabe que dos días después de la muerte de Brian, Keylock  quemó en el jardín varios objetos personales del finado. Hoy día todavía es uno de los principales sospechosos del asesinato de Brian,ya que era él el que constantemente pedía dinero a la oficina de los Rolling Stones, dinero que en la mayoría de las ocasiones nunca llegaba al bolsillo de Brian.  Tuvo como colaborador a un albañil llamado Frank Thorogood, que tenía otros tres obreros para ayudar en las reformas de la vieja casa de Winnie The Pooh. Se dice que entre los cinco cometieron el asesinato.

Keylock murió a los 82 años, en el año 2009, exactamente 44 años después del asesinato. Siempre dijo que el ejecutor del crimen fue el albañil Frank Thorogood y que así lo había reconocido, poco antes de morir en 1993.

En cualquier caso,  el misterio de la muerte de Brian Jones es otro de los grandes enigmas del rock. Incluso en aquel verano de 1969 se les acusó a Mick Jagger y Keith Richards de ser los culpables indirectos de la muerte de Brian,  fundador y creador de los Rolling Stones.

LA VISITA SECRETA

Curiosamente, dos días antes de que los Rolling Stones volvieran actuar por tercera vez en este mismo mes de julio, el año pasado, en el 2013, toda clase de rumores han vuelto a emerger a la superficie todavía sobre el caso Jones. Un informe policial asegura con bastante que precisión que, en la mañana del 2 de julio de la noche en que murió Brian, Mick Jagger y Keith Richards, sólo ellos dos, le hicieron una visita a Cheltenham. El motivo fue que los derechos del nombre The Rolling Stones todavía era propiedad de Brian Jones. Keith y Mick llevaban un documento para que lo firmara Brian. En el contrato cedía  los derechos del nombre al resto del grupo. Brian Jones se negó en rotundo y recordó una vez más que fue su idea utilizar el nombre de la canción de Muddy Waters, como crear el grupo y ser su fundador. Entonces, Keith Richards perdió los nervios y le amenazó con un cuchillo o una navaja. El albañil Fran Thorogood tuvo que detener a Keith y calmarlo. Mick y Keith abandonaron la casa sin la firma de Brian.

El alegato es de Jan Bell, la hija del presunto asesino Frank Thorogood. Esa declaración está tomada por un oficial de la policía de Sussex. Esa información existe todavía en los archivos de la policía de Gloucestershire.  Jamás pudo ser destruida dentro de la investigación que aún persiste, a pesar de que dos abogados de los Rolling Stones, uno de una firma neoyorkina y otro de otra firma en Los Angeles, trataran de hacer desaparecer esa declaración. No se ha podido aprobar nada, porque Jan Bell no ha querido comparecer de nuevo y sigue en el más perfecto anonimato.

¿Sucedió esa visita?. Sólo lo saben Mick y Keith. Mick siempre ha dicho que jamás tuvo algo que ver con la muerte de Brian Jones por mucho que le condenen. En 1980, Keith Richards sufrió un chantaje vía el abogado Patrick Townshend, que llevaba los negocios de Mick y Bill Wyman. No se sabe más.

BrianJonesandMickJagger

La guerra por ser el líder del grupo

Vuelta atrás, los Rolling Stones recibieron la noticia , mientras grababan el album “Let it bleed” en los estudios Olympic, con Jimmy Miller. Charlie Watts fue el único que lloró. Pero a pesar de la noticia, los Rolling Stones grabaron un “spot” para el “Top of the Pops” de la BBC.

Efectivamente, el 5 de julio de 1969 ,los Rolling Stones actuaron en Hyde Park ante un cuarto de millón de personas. King Crimson fueron los teloneros. Mick Jagger lo tenía todo muy bien estudiado para que el concierto se convirtiera en un homenaje a Brian Jones, que indefectiblemente ya no se iba a quedar con la propiedad del nombre de los Rolling Stones. El grupo empezó tocando “I´m yours , I´am hers , la canción favorita de Brian. Guiado intelectualmente por Marianne Faithfull, como siempre, Mick leyó un trozo del poema “Adonais” de Percy Shelley ,dedicado a la muerte de su poeta amigo John Keats.

Finalmente, el 10 de julio, Brian fue enterrado a casi 4 metros profundidad en el cementerio de Cheltenham para impedir el asalto de posible ladrones de cadáveres. Brian además fue enterrado con un ataud de bronce y plata , recién llegado de América y pagado por Bob Dylan. Pero al entierro sólo acudieron Charlie Watts y Bill Wyman. Keith Richards se negó, mientras que Mick Jagger y Marianne Faithfull estaban volando hacia Australia, donde Mick Jagger filmaría la película Ned Kelly, mientras Marianne Faithfull sería ingresada en un hospital de Sydney , victima de un “shock” por culpa de la heroína.

Es curioso que los más sentidos y dolidos pésames fueran los de Jimi Hendrix y Jim Morrison, que no tardarían ambos en morir , formando el club de los 27 años. Todos murieron con esa edad, como Janis Joplin y Amy Winehouse. Los Doors incluso escribieron “Tighrope ride” en su honor. Mick Jagger se acordó de Brian en “Shine a light” , la canción de “Exile on main street”, que sirvió para el título del documental dirigido por Martin Scorsese.

Hace siete años, con autorización de Keith y Mick, el cineasta Stephen Whooley, que había dirigido “The Crying game” y que había recabado información sobre Brian durante diez años, estrenó su película “Stoned”. La película está intoxicada, porque uno de los informadores y “advisors” del film fue Tom Keylock , el posible autor del asesinato de Brian.

Prefiero terminar como Shelley en “Adonais” :

”Soy raptado

a una temible lejanía oscura…

Mientras el alma de Adonais, que arde

como un astro, a través del postrer velo

del firmamento, brilla y me ilumina

desde la estancia de los Inmortales.”

[youtube id=»Ru06UHVw6ic » width=»630" height=»350"]

La película completa de Brian Jones :