LA MUERTE DE ALEX CHILTON (BOX TOPS / BIG STAR) siempre se quejaba de que tenía una salud precaria. La última vez que hablé con él, hace ya unos años, me dijo que le dolía todo el cuerpo, que era como un viejo prematuro.

Ayer, le ingresaron en un hospital en Nueva Orleans -su ciudad milagro como él mismo decía- y ya no salió de ahí.

Se dice que ha muerto de un ataque al corazón. No eran tan viejo. Tenía 59 años y seguía más o menos en activo, siempre que había pequeñas giras para la nostalgia, con Box Tops y, bastante menos con . El próximo sábado tenía precisamente una actuación con Big Star, en Autin, (Texas). Será imposible.

Alex era de Menphis, que es la ciudad de las ciudades de la música en el mundo. Es la ciudad de Elvis Presley, pero también de Aretha Franklin o Issac Hayes y tantos otros genios.

Alex tenía una voz profunda, maravillosa. Cada vez que lo escucho en mi tema favorito de todos los que ha cantado en su vida, el prodigioso Neon Rainbow’ no puedo evitar cierta emoción. Eso no me ocurre con ‘The Letter’ o ‘Cry like a baby’, aunque también me vuelven loco.

Alex Chilton era una de las voces maravillosas de lso años sesenta. Y, también en los setenta, con Big Star, aunque no tanto, pese a tres álbumnes formidables. Quizá no era tan grande como compositor, pero como cantante, para mí, un genio. Una figura maravillosa.


Abajo, ‘The Letter’ con Box Tops.
[ad#adsense-468×60]