Fine Cuts - The Best Of Marmalade
  • Fine Cuts - The Best Of Marmalade by Marmalade...
  • Marmalade, Fine Cuts - The Best Of Marmalade
  • Salvo
  • CD de audio

Tab width

Dean Ford, el líder de uno de los grupos del pop británico de más éxito a finales de los sesenta The Marmalade, falleció en Nochevieja a los 72 años.

Fue su hija quién anunció la noticia en Facebook y escribió que Ford era “un hombre increíble, un alma amable, un músico extremadamente talentoso y un gran padre y un increíble abuelo para su único nieto Connor… Su música era su vida y ahora será su legado para siempre”.

Thomas McAleese, su nombre real, creció en Airdrie, Escocia, y formó su primera banda The Tonebeats a los 13 años. Tras tocar en The Cravats, Thomas adoptó el nombre Dean Ford y lideró a The Gaylords que se establecieron en Londres para tentar el éxito y acabaron fichando por CBS tras cambiar su nombre a The Marmalade.

Aunque sus primeros singles pincharon en listas, el éxito acabó llegando en 1968 con “Lovin´Things” y, sobre todo, con su versión de “Ob-La-Di, Ob-La-Da”. El single que los Beatles nunca quisieron lanzar, pero que The Marmalade llevaron al número 1. Fue el primer grupo escocés en conseguirlo.

A continuación metieron otras cinco canciones en el Top 10 del Reino Unido, incluyendo “Reflections of My Life”, también gran éxito en EEUU en 1969, y “Rainbow” en 1970 (ambas nº 3 UK y ambas co-escritas por Ford).

Ford siguió en solitario después de que la banda se separara y lanzó un álbum en 1975 que no tuvo ninguna repercusión. Finalmente se mudó a Los Ángeles y trabajó como conductor de limusinas para estrellas como Michael Jackson, Susan Sarandon y Bob Dylan, además de entregar pizza y flores.

El músico tuvo serios problemas con el alcohol antes de rehabilitarse en 1986, entonces volvió a actuar en locales pequeños. En 2003 se unió temporalmente a los también escoceses The Sensational Alex Harvey Band. Ford llegó a grabar un segundo álbum en solitario titulado “Feel My Heartbeat”.

Es fácil ver a The Marmalade como simple papilla comercial, pero supieron hacer un puñado de excelentes canciones. El pop psicodélico de “I See The Rain” y “Man In a Shop”, el blues groovie de “Mess Around” o el himno anti belicista “Fight Say The Mighty”, una de las mejores que hicieron en su onda más folk, entre The Hollies y  Crosby, Stills & Nash, con un oportuno moog rompiendo en dos la canción.

Y en los 70 también tienen cosas muy recomendables, entre otras el heavy glam de “Our House Is Rockin´”, “Stuck On You” o “Radancer”, relacionada con la escena Northern Soul.