Triste, fatal desenlace para . Una verdadera pena, pero así de puñetera es la vida a veces. Colin Vearncombe, de nombre artístico “Black”, no ha podido superar el coma inducido tras su accidente de coche y su página web ha anunciado estar tarde que el cantante ha fallecido a los 53 años.

Hace un par de semanas Colin tuvo un accidente cuando conducía desde su casa en Schull, oeste de Cork (Irlanda), a un aeropuerto para asistir a un evento musical que iba a celebrarse en Edimburgo (Escocia).

Como resultado, numerosas heridas graves en la cabeza que llevaron a los médicos a provocarle un coma. El desenlace, por desgracia, no ha podido ser peor.

Bajo el pseudónimo de Black, Vearncombe alcanzó la fama mundial a finales de los 80 con “Sweetest Smile”, “Everything’s Coming Up Roses” y, sobre todo, con el superventas “Wonderful Life”.

Ya con su nombre real publicó 15 álbumes y varios libros de poesía, al tiempo que sus cuadros se han expuesto en galerías de Irlanda, lugar al que se mudó hace más de una década.

El artista de Liverpool iba a ser abuelo por primera vez el próximo mes de marzo.

La escueta nota que ha aparecido en Facebook es la siguiente:

“Colin Vearncombe. 26/5/1962-26/1/2016. Jamás caminarás solo”.

El pasado domingo anunciaron que su estado crítico se había deteriorado notablemente.

Descanse en paz.