MUERE ANDRE WILLIAMS, CANTANTE R&B y PIONERO DEL RAP

MUERE ANDRE WILLIAMS, CANTANTE R&B y PIONERO DEL RAP

Otro adiós más, el de Andre Williams, cantante de rhythm and blues y considerado uno de los pioneros del hip hop, que falleció ayer a los 82 años. No se han especificado los motivos de su muerte.

Fue el de Williams un estilo único y pionero, una manera personal de interpretar el R&B recitándolo más que cantándolo, lo que le valió ser considerado el «padrino del rap».

Nacido en 1936 en Bessemer, Alabama,  Zephire “Andre” Williams comenzó su carrera musical cuando se trasladó a Detroit a principios de los años cincuenta. A mitad de década fichó por Fortune, sello con el que obtuvo éxitos como «Bacon Fat», «Jail Bait», un poco al estilo de la célebre «Riot In Cell Block #9» de The Robins, y «The Greasy Chicken».

A principios de los sesenta, Williams trabajó para Motown como escritor de canciones y productor. Coescribió «Thank You (For Loving Me All The Way)», una de las primeras canciones de Little Stevie Wonder para el sello Tamla. También colaboró con los Temptations y The Contours.

Pero en 1963 fue editada su canción más popular «Shake A Tail Feather», un original de The Five Du-Tones compuesto por Williams en comandita con Otha Hayes y Verlie Rice y popularizado más tarde por Ike & Tina Turner. Un explosivo tema que gozó de una nueva popularidad a principios de los 80 cuando Ray Charles la versionó en la película de John Landis «The Blues Brothers».

Williams fichó con Checker Records, subsidiaria de Chess Records a finales de los 60, con la que publicó sencillos como «Humpin ‘, Bumpin’ and Thumpin» y «Cadillac Jack», con The Dells como banda de apoyo y otro de los cortes por los que es considerado un adelantado al hip hop.

Trabajó con Funkadelic y Ike Turner a primeros de los años setenta, pero su carrera, y su vida, fue cuesta abajo y acabó cayendo en las drogas y la pobreza en los ochenta, una decadencia personal tremenda de la que resurgió cual Ave Fénix a principios de los noventa.

Entre 1990 y 2016 publicó la friolera de 16 álbumes, entre otros «Greasy«, «Silky» o «Red Dirt», un renacer artístico apoyado por bandas de garaje como The Sadies, The Dirtbombs o la misma Jon Spencer Blues Explosion.

«Don’t Ever Give Up» fue su último LP, publicado a finales de 2016.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.