El mánager musical , padre de Michael y , murió el miércoles a los 89 años a causa de un cáncer de páncreas.

Joe Jackson ingresó la semana pasada en un hospital en las “etapas finales del cáncer terminal”. Según TMZ falleció ayer en un hospital de Las Vegas.

Al conocer la noticia la familia Jackson le rindió homenaje en las redes sociales. Su nieto Taj lo defendió de las historias que han narrado lo mal que trató a sus hijos:

“Joe fue amado por nuestra familia ENTERA y nuestros corazones están sufriendo. Afligidos sin rencor”.

Otro nieto, Randy, ha escrito: “¡DEP el rey que hizo todo posible! Te amo abuelo”.

Resultado de imagen de joe jackson

En declaraciones al Daily Mail antes de su muerte, su hijo Jermaine Jackson había explicado:

“Está muy, muy frágil, no le queda mucho tiempo. La familia debe estar al lado de su cama, esa es nuestra única intención en los últimos días”.

Aunque Jackson luchó contra la enfermedad durante mucho tiempo, dio instrucciones verbales en los últimos días para evitar que su familia accediese a su historial médico o lo visitase. Pero fue visitado en el hospital de por su esposa Katherine, sus hijas Rebbie y Joh'Vonnie, y su nieta Yashi Brown.

Jermaine agregó: “Nadie sabía lo que estaba pasando, no deberíamos tener que suplicar, suplicar y discutir para ver a nuestro propio padre, especialmente en un momento como este”.

Joe padecía de demencia y ceguera tras sufrir un derrame cerebral en 2015.

Resultado de imagen de joe jackson

A pesar de que sus nietos le puedan disculpar (no le tuvieron que sufrir como sus padres) Joe fue el implacable y severo padre de los hermanos Jackson, quién dirigió su carrera con guante de hierro, llegando a las amenazas y a la violencia física que justificaba como un mal menor para que sus hijos no acabasen en la cárcel.

Alguno acabó traumatizado, como es el caso del frágil Michael.

Tan sólo hace un año, en 2017, Jackson admitió que estaba “realmente apenado” por la forma en que había tratado a sus hijos.

Resultado de imagen de joe jackson

También es justo reconocer que fue él quién comenzó a dirigir a sus hijos Jackie, Tito y Jermaine en Gary, Indiana, como un trío musical a principios de los años sesenta, consciente de sus evidentes talentos musicales.

El trío acabó en quinteto cuando sus hijos menores Marlon y Michael se unieron al grupo formando The Jackson 5. A finales de década firmaron un contrato con Motown Records que los transformó en estrellas mundiales y en una de las bandas más importantes de los años 70.

Posteriormente también promocionó la carrera de Michael en sus inicios como solista, y de sus hijas LaToya, Rebbie y Janet en sus respectivas carreras en solitario.