morr

Parece que no está por la labor de pedir disculpas a los noruegos por su tremenda metedura de pata respecto a sus declaraciones sobre el asesino en masa de Utoya. Se complica la vida para su el concierto de hoy en Oslo.

Y la cosa es que le han dado una oportunidad, antesdeayer pudo haber asistido a una rueda de prensa para aclarar aquellas desafortunadas  afirmaciones mientras hacía “Meat Is Murder” en un concierto en Varsovia.

No se le ocurrió otra cosa que comparar los trágicos acontecimientos de la masacre de Noruega, en los que Anders Behring Breivik disparó y asesinó a 77 persona en Oslo y en la isla de Utoya en julio de 2011, con lo que ocurre en la industria de la carne y cadenas de comida rápida como McDonalds. Los acontecimientos de Noruega “no fueron nada en comparación con la mierda que sucede en McDonalds y Kentucky Fried todos los días”, fueron sus palabras.

De esta manera Morrissey se abona a si mismo un posible recibimiento hostil en el concierto del premio Nobel de la Paz que tendrá lugar hoy en Oslo.

Son muchos a los no gusta que Morrissey vaya actuar en este concierto, mucho menos tras ese desprecio de no haberse dignado a presentarse en la citada conferencia de prensa.