Parece que Moby tiene problemas económicos y s ha visto obligado a vender su casar en los Angeles, en el termino de Los Feliz por cuatro millones y medio de dólares. Malos tiempos para el pop-electrónico.