Ya conté en noviembre que ví a Moby muy despistado. Fue en Londres, con motivo de un concierto acústico (?) de su temas electros, en un teatro del west-end londinese, justo donde había una de la obras gays por excelencia.

Pero aún me he quedado más sorprendido al leer en MySpace que Moby ha engrosado en las filas de un grupo de “heavy-metal” llamado Diamondsnake –nombre muy hard-rock-, que ha construido Phil Costello, el cantante que lideraba al grupo Tragedy, dedicado a realizar “covers” de los temas de los Bee Gees, pero con un estilo “heavy”.

Nunca tuvieron mucho éxito, pero Phil si que lo tuvo para convencer a Moby para crear el grupo. Y no sólo eso.

Hace unos días que terminaron de grabar doce canciones en el estudio de moda en Brooklyn, el de Headgear. En tiempo record, desde luego.

[ad#adsense-250×250]Incluso advierten que el tema ‘Lady in the morning' es un autentico éxito. Diamondhead comenzarán su gira en junio, en Nueva York, claro. No tienen compañía todavía, pero Morello cree que el éxito está asegurado, porque hay contundencia en el sonido, en las canciones.

Curiosamente, en la página oficial de Moby no se cuenta nada de Diamondhead y se centra en esa nueva versión de ‘Wait for me'.

Mi opinión es que Moby se ha puesto nervioso, porque en su primer álbum en una compañía indie se ha hundido en la miseria. Las ventas han sido lamentables, cuando insistimos que había hecho el mejor álbum desde los tiempos de “Play”.

El sábado pasado, Moby terminó su gira por sudamérica, precisamente, en Bogotá y hace un mes publicó un libro ensayo sobre los restaurantes vegetariano. El tiene uno, también consolidado como salón de té.

Los tiempos cambian a una velocidad asombrosa y el caso de Moby es un ejemplo vivo de la velocidad de la vida y la sociedad.

Abajo, el clip de ‘Wait for me'.
[ad#tradedoubler-468×60]