Moby empieza a hacer promoción de su nuevo álbum “Destroyer”.

Una vez más, otro artista reconoce que ha salido de un absurdo infierno de drogas y alcohol.

Si a eso añadimos que todo el álbum ha tenido el insomnio como insigne protagonista, la verdad es que el estado mental de Moby deja mucho que desear.

Pero ya se sabe el refrán de que cuando más se sufre, mejor se crea. Así que es cierto que este nuevo álbum, que habla de su propia destrucción, de su propia soledad es, en realidad, el mejor álbum que ha hecho desde su “Play”.

Hoy me lo he comprado en su propia página, aunque teníamos ya mucho temas. Sabe que no tiene el apoyo de una multinacional y que las ventas siguen bajando. Pero también dice que él mismo tiene un grave problema con las giras. Dice que aviones, hoteles, ciudades inhóspitas, poco asequibles son su verdadera perdición.

Se echa la culpa a sí mismo de ser un solitario lobo estepario. Quizá porque fue hijo único. Y siempre ha estado sólo ante el peligro.

Abajo, el fantástico video de ‘The Day'.