De izquierda a derecha, para celebrar el single, el mísmisimo Phil Spector, Gene Pitney , Brian jones, Andrew Loog Oldham, Keith Richards, Charlie Watts, Bill Wymann y Mick Jagger.

“That Girl Belongs to Yesterday” es una rareza  en las carreras de Gene Pitney y los Rolling Stones. Esos no son nombres que la mayoría de los fanáticos del rock normalmente no se asocian entre ellos, pero en 1963, Adrew Loog Oldham, el manager y productor  de los Rolling Stones  conoció a Pitney y lo fichó para su sello Inmediate Records para  el Reino Unido.

Como consecuencia, Gene Pitney y los Rolling Stones llegaron a conocerse, y Pitney , que buscaba desesperadamente éxitos para su carrera, escuchó una canción que Mick Jagger y Keith Richards habían escrito recientemente.

En aquel  momento, Jagger y Richards apenas habían empezado a escribir, y aún no habían se habían atrevido a firmar temas para los Rolling Stones. De hecho , las primeras que escribieron fueron con el seudónimo Nanger -Phelger .  Pitney ya era una estrella internacional importante, probablemente una de los expertos en tomar canciones  de escritores expertos y experimentados , ansiosos por presentarle material.

A Pitney  le gustó t la canción de Jagger-Richards, originalmente llamada “My Only Girl” y grabadoa ,aunque no publicada  por George Bean. Fue el propio Pitney el que  cambió el título a “That Girl Belongs to Yesterday”, hizo algunas otras alteraciones al arreglo, y lo sacó como  un single,  a principios de 1964.

“That Girl Belongs to Yesterday” es una canción extraña, pero magnífica, a pesar de ser una de las primeras de Jagger-Richards. Importante porque está muy lejos, por su aspecto romántico,  con respecto a la mayor parte de lo que luego escribieron  Jagger y Richards  para los Stones.

Es una balada pop / rock competitiva , bastante oscura, en consonancia con el tenor general de muchas de las primeras composiciones de Jagger-Richards, que a menudo estaban bastante orientadas al pop antes de encontrar su ritmo en una línea orientada al R & B más blues.

La canción, coproducida por Oldham y Pitney  y arreglada por Charles Blackwell, comienza con una orgía de instrumentos al estilo de Spector y una frase de piano que desciende grandiosamente y entona a la gran voz de Pitney.

No es la melodía más memorable que cantó  Pitney, pero su estructura prolongada y su mal humor son muy adecuadas para su persona. Extrañamente, el título no se canta hasta mucho después del estribillo ;  en un pequeño puente , cuando se reserva  la oportunidad de sacar las sílabas,  cuando una chic a recuerda que solía ser suya.

La novia de Mick Jagger, Marianne Faithful sentada en las piernas de Gene Pitney. También era compañeros de sello discográfico.

Hay una sensación de Wall of Sound  de Spector e para toda la producción, como  numerosos discos con los que Oldham estuvo involucrado.

No es uno de los éxitos de Pitney ,  aunque fue el primer sencillo que entró en listas de ventas y que contó con un crédito de composición Jagger-Richards.

En Gran Bretaña el tema fue  mucho mejor, estuvo  entre los diez primeros de las listas  , y probablemente les dio a Jagger y Richards mucha confianza para seguir perfeccionando sus esfuerzos como compositores, ya que representaba el primer gran éxito comercial de una canción de Jagger-Richards. Eso era indudable.