Quince minutos que Arcade Fire se han sacado de la manga para tratar de levantar las ventas de su quinto álbum “Everything Now”, con el que no acertaron.