Por su amistad de tantos años con (y el grupo que comparten, ) lógicamente podía haber formado parte en algún momento de . Ahora ambos han explicado a la revista Q la razón por la cual Kane nunca pasó a engrosar las filas del grupo de Sheffield.

Turner ha contado por qué no sustituyó en Arctic Monkeys en 2006 al por entonces bajista del grupo, Andy Nicholson:

“Bueno… no. Creo que porque por entonces fue cuando Kane acababa de empezar con su banda de corta duración The Rascals. Eso pasó”.

La razón es que Miles Kane quería hacer su propia música, liderar un proyecto propio, personal. Estar en primer plano.

“Yo por entonces verdaderamente quería ser un frontman. Hasta entonces no había sido frontman. Me la ponía dura serlo”.

“Somos afortunados al ser los mejores amigos, y que incluso podemos hacer esto de nuevo y eso es suficiente, supongo. No quiero decir que en un mundo ideal pudieramos estar juntos en una banda a tiempo completo, porque nos gusta lo que hacemos juntos y por separado”.

En una banda permanente no, pero para eso tienen The Last Shadow Puppets, un fantástico comodín musical para ambos aunque se junten muy de vez en cuando.

Ahora precisamente están dando mucho que hablar con “Bad Habits”, el single de adelanto de su segundo álbum, ‘Everything You’ve Come To Expect', que saldrá a la venta el 1 de abril. Una canción poderosa e intrigante que combina rock con impresionistas pinceladas orquestales.

Están más animados que nunca, incluso han llegado a decir que “esta vez nos vamos a pelear por el micrófono”.

“Siempre esperamos hacerlo de nuevo, pero si haciamos una secuela, era seguro que no sería en un largo tiempo”, concluye Turner.