Aunque este tema no sea el mejor de su carrera, el angelino Miguel demuestra su  talento, con la inesperada ayuda vocal de Travis Scott.