¿MICK JAGGER TRAGA POR LA PASTA?

¿MICK JAGGER TRAGA POR LA PASTA?
Mick Jagger sale de la reunión en Lodres, ayer, con un misterioso paquete, iPad o lo que fuera, oculto por un trapo morado, siempre su color favorito.

He hecho referencia en varias ocasiones a la anécdota que me contó Jeff Beck, que siempre fue el guitarrista favorito del cantante de los Stones. La mezquindad de Mick Jagger puede ser tan exagerada  que es capaz de  llegar a contar en peniques, no en libras esterlinas.

¿Habrá gira de los Rolling Stones en el 2012, a partir del próximo verano ?. La excusa sería celebrar los 50 años de la existencia de la banda de rock más famosa del mundo.

Mick Jagger (68 años), Keith Richards (67 años), Charlie Watts (70 años) y Ronnie Wood (64 años) se reunieron ayer en Londres, en una oficina del grupo.

Está claro que en el orden del día, estaba encima de la mesa la celebración con una gira los 50 años de los Rolling Stones, bajo la tremenda presión de Universal que ha pagado más de cien millones por el catálogo de los Stones y la ya manida y consabida obsesión de Keith Richards de salir a la carretera, cuando en ocasiones llega a tocar casi borracho al escenario.

Pero Mick Jagger es tan roñoso que, por un buen puñado de dólares, es capaz de mentirse a sí mismo, y llegar a olvidar las obscenidades y maldades que Keith ha publicado en Life, una autobiografía que parece que ha vendido los derechos para que se convierta en película.

Jagger se debió quedar sólo en sus reticencias, en su oposición a la gira, porque Charlie Watts está constantemente en los escenarios con su grupo de jazz y el alcoholismo de Ronnie se cura cuando llega el momento de los Stones.

Jagger ha repetido hasta la saciedad que su prioridad actual es Superheavy, incluso con el posible anuncio de una gira.

Richards parece que ha detenido de momento su proyecto del tercer álbum con Expansive Winos.

Pero que Jagger haya aceptado la reunión, marca todo el sentido. Tendremos otra gira de los Stones.  En mayo o en septiembre será el inicio. Es lo que nos queda por saber. Alguno de nuestros lectores nos dijo que, al final, la pasta ganaría la salida de los Stones a la escena. Tenía razón.

Obten todas las actualizaciones en tiempo real directamente en tu móvil.

También podría gustarte
6 Comentarios
  1. Phedro dice

    Y si Mick Jagger no quisiera apuntarse a la gira, el resto siempre puede contar con el feo de los Hermanos Calatrava.

    1. Ibertren dice

      Creo que ya se lo propusieron el año pasado al de los Calatrava,
      pero no llegaron a un acuerdo economico.

  2. Isaac dice

    La respuesta a la pregunta es: indudablemente. Traga y desde hace tiempo, además. Personalmente los Rolling Stones han dejado de interesarme desde hace ya un par de décadas.
    La disolución del grupo se tendría que haber dado, de forma natural, a mediados de los ochenta.
    Pero, a pesar de que habían perdido todo interés en la banda y de que no se aguantaban, cosa que se tradujo en una bajada de tensión descomunal a nivel creativo, no quisieron parar la máquina de hacer dinero.
    Las giras monstruosas siguieron. Pero los Stones se habían convertido en una mala imitación de sí mismos. En una parodia de lo fueron.
    Sí, ir a un concierto de unos mitos de éste calibre, tiene su encanto. Pués, en una jugada de marketing brillante, han conseguido mantener su aureola, su estatus.
    Pero no dejas de tener la sensación de asistir a un Salón de la Fama ambulante. Un museo de cera viviente para disfrute de toda la familia.
    El único que actuó con más coherencia que avaricia fué el bajista Bill Wyman, cuando abandonó la banda en 1993.
    Personalmente, pienso que hace décadas que Mick Jagger se aburre cantando con los Stones. Sólo hay que escuchar sus álbumes en solitario, infinitamente más interesantes desde cualquier punto de vista.

  3. Rafa dice

    Por dinero baila el perro y como a apuntado Phedro el feo de los Hermanos Calatrava sera el doble de Mick en los momentos de riesgo de la gira, confirmado.

  4. Isaac dice

    La respuesta a esta pregunta es: indudablemente. Y, no ahora, sino desde hace tiempo.
    Personalmente, los Stones hace ya un par de décadas que dejaron de interesarme.
    La disolución del grupo se tenía que haber dado, de forma natural, a mediados de los ochenta.
    Pero, a pesar de que Jagger y Richards habían perdido todo interés en la banda y no se soportaban, cosa que se tradujo en una bajada de tensión descomunal a nivel creativo, nadie quiso parar la máquina de hacer dinero.

    Siguieron las giras monstruosas. Pero los Stones se habían convertido en un mal sucedáneo de sí mismos. En una mera parodia de lo que fueron.
    Sí, asistir a un concierto de unos mitos de este calibre, tiene su encanto. Porque en una jugada de marketing magistral han mantenido intacto su estatus.
    Pero, sus giras, no pueden evitar cierto tufo de impostura. Es como asistir a un Salón de la Fama ambulante. Un museo de cera viviente para disfrute de toda la familia.
    El único que actuó con más coherencia que avaricia fué Bill Wyman, cuando abandonó el grupo en 1993.

    Creo que hace muchos años que Jagger se aburre cantando con los Stones. Sólo hay que escuchar sus álbumes en solitario, infinitamente más interesantes desde cualquier punto de vista.

    Pero ya se sabe… «the show must go on».

  5. Pêternal dice

    Con esa peazo de boca, está claro que traga con todo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.