Mick Jagger recuerda los “buenos tiempos” con su gran amigo David Bowie, desde los años setenta.