LIV_2014-05-18_ENT_016_31690804_I2A mediados de diciembre de 1977 , en estos días hace 40 años, sufría de una deplorable depresión en su suite del Hotel Fairmont Le Montraux Palace . Esperaba desesperadamente a su novia de los dos últimos años , a la tejana Jerry Hall . Pero la modelo jamás se presentó .

Horas después del “rendez-vous”, Jerry avisó a Bryan que tenía una sesión de fotos en Marrakesch. Jerry, efectivamente estaba en la ciudad amurallada marroquí , pero no preparada para una sesión de fotos. Estaba con viviendo una apasionada historia de amor , de “cuatro polvos al día” , según cuenta ella en sus memorias “Tall Tales”. Por supuesto , Jerry y Mick se habían alojado en una de las suites del Hotel La Mamounia, una maravillosa mezcla de art deco, con arquitectura árabe , uno de los paraísos perfectos y favoritos para el “gentleman” Ferry . Aunque según me contó el propio Bryan, en los años noventa dejó de ir, porque había perdido el sentido de “paraíso perdido” , al instalar el satélite en las televisiones. De todas formas, Bryan lo volvió a recordar en su noveno disco en solitario, al que llamó “Mamouna” , como despedida emotiva y venganza del satélite.
Corrió el rumor en aquellos días navideños en Montreaux que Bryan intentó suicidarse, como desencanto o quizá depresión por el engaño de Jerry con Mick Jagger, al que creía su amigo y compañero en el propio sello discográfico Atlantic. Ferry me contó años después que fue una mentira propagada por los tabloides amarillos británicos. Justo al contrario sintió había y ansias de venganza. Incluso se atrevió a llamar a Jerry y localizarla en La Mamonia y decirle que dejara de contar mentiras, que sabía que estaba con Mick, incluso le ordenó que dejara al cantante de los Rolling Stones y que acudiera a Montreaux para hablar “seriamente”. Por supuesto, Jerry ni viajó a Suiza ni jamás se atrevió a volver hablar con Bryan.

bryan-ferry-jerry-hall-glamour-1april14-rex_592x888

LAS NIEBLAS DE AVALON
La modelo contó después que el cantante de Roxy Music se portó incluso muy mal en la despedida, que incluso se negó a devolverle su ropa e incluso se quedó con el libro que Jerry no acabó de leer :”The Mists of Avalon “. Como todos sabemos, Bryan llamó al último álbum de estudio de Roxy Music, precisamente, “Avalon”, una de las maravillosas canciones de Bryan.
En cualquier caso, Bryan lo pasó fatal en aquellas navidades de 1977. Se quedó sólo y sin terminar lo que iba a ser su quinto disco en solitario, con el específico nombre de “The Bride Stripped bare “ . Bryan era muy amigo del pintor Richard Hamilton e incluso había sido estudiante de historia del arte. Conocía perfectamente la obra de Marcel Duchamp y se acordó de su obra inacabada “La Mariée mise á nu par es célibataires” es decir, “La novia desnudada por sus solteros” (“The Bride Stripped bare” ) .

81tUMkfYCjL._SL1300_
Como soberbio conocedor de cine, también se acordó de la película que el fotógrafo Man Ray y el propio Ducham habían realizado sobre la Baronesa Elsa Von Freytag, dispuesta paraa todos por sus amantes.Una de las primeras obras de cine en que se mostraba el vello púbico. A Bryan le parecía un título perfecto para restañar sus heridas. Aunque en su propio tema “Can´t let go “ (“No puedes irte”) se desnudaba demasiado en su relación con Jerry. Aún así, el álbum es mi favorito en la carrera en solitario de Bryan. Realiza una versión maravillosa del tema de Al Green, “Take me to the river”. Luego, Brian Eno que en su rivalidad con Bryan, siempre esta atento , hizo que la cantaran los Talking Heads de David Byrne. Aunque “sign of the times” también era magnífico. “La novia desnudada por sus solteros” era su disco más americano. El gran Ahmet Ertegun , el presidente de su sello Atlantic, quería que Bryan sonase más americano y no tan sofisticado como un sir ingles de su anteriores discos. Pero el disco jamás fue un éxito en América.

roxy_siren_outtake

UNA SIRENA EN GALES.-

En plena agonía de Franco, viajé a Londres el 15 de octubre de 1975 , porque iba a escuchar el quinto disco de Roxy Music, el aclamado “Siren” y entrevistar a Bryan Ferry , mí idolo en elegancia y sofistificación. Escuché el álbum en las viejas oficinas de Island y, a continuación, me monté por primera vez en mi vida en un Bentley , con chófer y gorra incluida. El fantástico coche se deslizó hasta una pequeña mansión en Holland Park. Se abrió la puerta de entrada y allí estaba Bryan, acompañado con una chica altísima , que en ese momento no sabía quien era. Recuerdo perfectamente que Bryan vestía una camisa blanca sencilla, unos vaqueros azules claros y una zapatillas blancas simples de deporte. Pues, bien,aún así vestido tan sencillo, me apreció el hombre más elegante que había visto en mi vida., con un “charme” irresistible.

bryan-mermaid-jerry-460x304
Al día siguiente supe que la chica de la portada del álbum “Siren” y la que me había presentado Bryan en su casa , eran la misma persona:la tejana Jerry Hall. El cantante de Roxy Music había conocido a esta modelo , a través de una serie de fotos que Jerry se había hecho en Jamaica para la revista Vogue. Durante el verano de 1975, Jerry se había trasladado a París e incluso había tenido como compañera de apartamento a Grace Jones. A finales de agosto recibió una llamada de su agente para viajar a Londres . El cantante de un grupo de pop llamado Roxy Music quería que apareciera en la portada del próximo disco. Jerry, que sólo tenía 19 años- Bryan ya estaba en los 30 años- no era más que una pura “magnolia” tejana que ni conocía al grupo. Pero desde la primera noche se quedó impresionada de aquel cantante que la llevaba por Londres en su impecable Jaguar negro , que la trataba como una dama de la alta burguesía inglesa y que le hablaba con es voz dulce, refinada, sofisticada.
Al día siguiente, Bryan y el gran modisto Anthony Price , su alter-ego artístico , viajaron con Jerry a un punto concreto de la costa de Gales, con piedra volcánica en su orilla, al estilo de la mitología griega . La modelo tejana iba a ser la “sirena” maravillosa de los sueños de Roxy Music. Price y Ferry tenían en mente el cuadro de Edward Armitage. Las fotos de Graham Hughes estaban super estudiadas, porque Bryan Ferry había localizado el punto exacto , en South Stack (Anglessey) , en Gales, al ver un documental en televisión sobre la formación de rocas de lava , precisamente en Anglessey. Tras terminar la portada, Bryan Ferry le pidió a Jerry que se quedara a vivir con él en Londres. Jerry le dijo que sí, viajaba y soñaba todavía como en una nube.

020-jerry-hall-theredlist

LA PAREJA DE MUSTIQUE.-

En Navidades, Bryan aún enamoró más a la modelo con el alquiler de una casa de ensueño en la isla caribeña de Mustique , donde vía
via la princesa Margarita en aquellos días. Viene al caso recordarlo , porque gracias a Bryan, gracias a Jerry, Mick Jagger supo que existían esos dos paraísos, La Mamounia y lai sla Mustique. Curiosamente, el ahora refinado chico de barrio en Dartford , ahora pasa todas las navidades de su vida en la isla, donde tiene dos casas. Una de ellas, la más grande, se la quedado Jerry hall como pacto en el divorcio y la segunda se la compró Mick para regalo de su novia Le Wren Scott, la novia del suicidio , el último caso de terror del “casanova” Mick Jagger .
Todo el año 1976, Bryan pensó que Jerry era su “dama” . Estaba tan enamorado de ella que incluso la hizo protagonista en el video de su éxito “Let´s work together” , un remedo del blues de Wilbert Harrison, que ya la habían hecho Canned Heat. Cuando Mick Jagger la vio en ese video , hizo todo lo posible para conocerla. Naturalmente que lo consiguió . El 21 de mayo de 1976 , los Rolling Stones iniciaban la primera de sus seis actuaciones en el Earls Court de Londres. Era la gira para apoyar al álbum “Black and Blue” , la misma gira que trajo por vez primera a los Stones a nuestro país, en aquella mágica noche del 11 de junio en la Plaza de Toros de la Monumental en Barcelona.
Tras el primer concierto en Londres de los Rolling Stones, había una fiesta de celebración en el Hotel Ritz. Mick invitó a Bryan y este picó. Llevo de acompañante a Jerry. Aquella noche, Bryan se quedó pasmado y sorprendido de como Mick acosaba sin ningún reparo a su novia. No se detenía ante nada. Desde aquella noche, las relaciones entre Bryan y Jerry Hall se deterioraron para siempre.

Hall And Mick
La decadencia en el amor entre Bryan y Jerry comenzó cuando Bryan decidió vender su casa de Holland Park a John Cleese , el gran protagonista de “Un pez llamado Wanda”. A Jerry no le gustó perder aquella casa.Bryan , al mismo tiempo que Bryan iniciaba una larga gira mundial que le llevó por todo el mundo.Pocas semanas más tarde, Jerry se enteró por una peluquera que trabajaba para una oficina de modelos de que Bryan le estaba engañando con otra modelo. Jerry dejó Londres y volvió a Nueva York, con su hermana Cindy. Bryan, en aquellos momentos estaba en Australia y ni siquiera la llamaba por teléfono , porque decía que las llamadas muy caras. Como Mick , Bryan es muy roñoso.

Celebrity-weddings-Jerry-Hall-Mick-Jagger-white-wedding-dress-via-National-Vintage-wedding-fair-blog

EL STUDIO 54

El 21 de mayo de 1977- Mick y Jerry tiene grabada esa fecha y la han celebrado hasta hace unos pocos años- , la modelo tejana fue invitada a una cena , en honor del fotógrafo Francesco Scavullo . Cuenta Jerry en sus memorias que se lo pasó a lo grande, porque durante toda la cena , Warren Beatty y Mick Jagger lucharon pertinente para ver quien se la ligaba. Ganó Mick , que la propuso ir al Studio 54. Y,después, a su apartamento en Central Park. El cantante de los Stones no dejó de vsalir en varias ocasiones a su nueva conquista durante aquel verano, a pesar de que seguía casado oficialmente con Bianca.
Mick le enviaba flores e incluso escribió a los pocos días una canción para ella. No era otra que “Miss you” , con ritmo de discoteca, al estilo Studio 54 y una canción de amor, porque Jerry todavía seguía oficialmente con Bryan. “Miss You “ apareció como tema estrella del soberbio álbum “Some girls” y fue el último numero en las listas de singles en la historia de los Rolling Stones.

22aa2a667ecb8a6f6e25a282197c961b
Mick Jagger dio otro pasó importantísimo en su carrera por conseguir a Jerry arrebatársela al galán desfasado Bryan Ferry cuando el día del cumpleaños de Jerry,el 2 de julio de 1977 le regaló un doble diamante , un anillo del siglo XIX. Jerry se quedó perpleja, cuando al mismo tiempo Bryan le regalaba un brazalete de esmeraldas.
Bryan recuperó a Jerry . La convenció de que podían tener una nueva vida en Los Angeles. Pero a las pocas semanas de instalarse en una casa alquilada en Bel Air en en las colinas de Hollywood, atrapado por el poder del dinero y emboscado por la posibilidad de que un “genio de las finanzas” salvara sus expectativas, Bryan Ferry volvió a caer en la trampa de Mick Jagger. . Aceptó un almuerzo con el famoso Prín cipe Rupert Lowenstein , el mismo que llevaba los negocios de Jagger. El príncípe , en un momento de despiste de Ferry, le pasó a Jerry una nota con el teléfono de Mick. Jerry , días después adujo que tenía unos pases de modelos en París. Directamente, se instaló en el apartamento de Jagger, en la “rive gauche”. El resto es historia. Jerry es madre de cuatro hijos de Mick Jagger y están separados desde el año 1999 cuando la modelo se enteró que otra modelo brasileña, Luciana Morad se había quedado embarazada y que el hijo era de Mick Jagger.

Mick Jagger and Jerry Hall

BESA Y CUENTA.-

Por su parte Bryan, vivió un infierno , porque en 1978, no tenía novia ni tenía a la banda de toda su vida. Sus relaciones con Roxy Music estaban muertas, hasta que el grupo se recompuso un año después. Bryan le dedico “Dance away” un tema irónico, frío e hiriente sobre Jerry , que apareció en el álbum “Manifesto” de 1979, uno de mis temas favoritos de Roxy Music. Años después, cuando apareció “Tall Tales” ,el álbum de memorias de Jerry Hall, Bryan volvió a atacarla con exquisita fineza en “Kiss and Tell”, otro gran tema en el álbum en solitario de Ferry, “Bête Noire”.
Sólo una vez logré sacarle unas palas a Bryan sobre Jerry .”Supongo que le gusta demasiado el dinero y el lujo” . Normalmente , Bryan Ferry no quiere hablar nunca de la traición de Mick Jagger ni se detiene en las relaciones con Jerry. Trata de olvidar . Pero como Eric Clapton ,que pasó semejante trance al sentirse traicionado por Jagger, cuando le arrebató a su gran amor Carla Bruni, Bryan forma parte del numeroso club que odia al amigo del diablo, sir Mick Jagger. Pero de sobra es conocido que sólo la mujer sabe lo que es el diablo. Los demás, somos unos pobres ignorantes sobre el demonio y sobre Mick Jagger.