El cantante de los ha hablado de su relación con en una entrevista con Rolling Stone en la que ha elogiado a su viejo amigo.

Mick Jagger se ha referido al tiempo que compartieron y de que modo compartían ideas cada vez que se veían. Y ha destacado a Bowie sobre todo como un todoterreno musical.

“Siempre hubo un intercambio de información dentro de nuestra amistad. Y supongo que siempre hubo un elemento de competencia entre nosotros, pero nunca nos sentimos abrumados. Cuando venía, hablábamos de nuestro trabajo  (un nuevo guitarrista, una nueva forma de escribir, estilo y fotógrafos). Teníamos mucho en común en el deseo compartido de hacer grandes cosas en el escenario, usar diseños interesantes, narraciones, personalidades”.  

Más que en los más turbulentos años 70, Jagger ha hecho hincapié en los ochenta:

“Estuvimos muy cerca en los años ochenta en Nueva York. Nos gustaba mucho pasar el rato juntos y salir a bailar a clubes. Estábamos muy influenciados por entonces por la escena del centro de Nueva York. Por eso “Let´s Dance” es mi canción favorita suya. Me recuerda a aquellos tiempos, y tiene un gran groove. Él tenía una habilidad camaleónica para hacer cualquier género, siempre con un gusto único, musicalmente y líricamente”.

En el recuerdo de todos las declaraciones de 2013 de Angie Bowie (que, por cierto, ha acabado por abandonar la casa del programa televisivo “Big Brother”) en las que aseguró haber encontrado en una ocasión a Bowie y Jagger compartiendo cama:

“Entré en el dormitorio y David estaba allí con todas esas almohadas y edredones en la parte superior de él, y del otro lado de la cama sobresalía la pierna de Mick”.

“Le dije: ‘¿Hábeis pasado buena noche'.  Estaban tan colgados que apenas podían hablar. Me dieron lástima”.

Sin embargo, Angie añadió que pensaba que la relación entre ellos no era nada serio. Más que una historia de amor o algo parecido, la amistad de dos alegres borrachines.