MICHAEL JACKSON, CON SU VIDA AL CINE

El infame John Branca, presidente de la Administración de los bienes de , ha confesado al diario Variety -la Biblia de la industria cinematográfica- que negocia ya con Ivan Reitman y Tom Pollock. Es decir, los propietarios de la productora de cine Montecito Picture Company.

¿Para qué?. Para consumar el contrato final de una película que relate en postivo la vida y obra de Michael Jackson, al estilo de aquellas películas buenas de Hollywood.

Montecito no tiene mala fama de chapuceros, como se le podía suponer por los manejos de Branca. La última película fue la de una buena conciencia social Up the air, que protagonizó George Clooney, con una fantástica banda sonora.

Pero, en cualquier caso, ¿por qué esta prisa para llevarse el dinero?. Vuelve a aparecer el siniestro padre de Michael que quiere llevarse el dinero antes de irse a la tumba o, por lo menos, gastarse todo lo que puede.

¿No se pueden esperar a que una gran major esté interesada en la biografía, con un buen guionista y un excelente director?. Quizá con la pequeña Montecito haya más tajada para todos de esos corruptos personajes que forman parte de la Administración actual del rey del pop.