No hay nada que más me deprima que el circo. pero es que desde niño, cuando el payaso maquillado de blanco tocaba el saxofón. Me entraba una depresión enorme.

He visto lo que ha hecho el Cirque du Soleil con los Beatles, con Elvis Presley. Sinceramente, me parece una vergüenza.

Es posible que a muchos les guste como espectáculo, pero no deja de ser una denigrante exposición de los artistas.

Me gustaría saber si John  Lennon hubiera aprobado algún día ese bodrio de Love.

Ahora, la sociedad hambrienta, asquerosa y recaudatoria de Michael Jackson acaba de firmar un contrato con Cirque du Soleil para un espectáculo de Michael Jackson, que llevará el título de The Inmortal world Tour.

El espectáculo costará 56 millones de dólares y a los negociantes de Jackson les han segurado como mínimo un negocio de 5o millones de dólares, limpios de polvo y paja.

Para empezar a rodar el espectáculo, ya hay prevista una fecha de octubre en Montreal, donde será el estreno. Luego, recorrerá 30 ciudades norteamericanas. Para , finalmente, instalarse en el hotel Mandalay de Las Vegas, que no es precisamente el mejor, a partir de febrero del 2012.

El show durará 90 minutos y, como es de suponer, ya tienen muchísimos dobles de Michael Jackson.

Esta sociedad cada vez devora con más amoralidad, sin excusas.