Hace 60 años,  nacía el llamado ‘Rey del Pop’ , que falleció a los 50 años tras una sobredosis de propofol administrada por su médico personal, Conrad Murray, quien pasó dos años encarcelado por homicidio involuntario.

Sin embargo, su fallecimiento no fue suficiente para matar sus ingresos, los cuales fueron de 75 millones de dólares en 2017, de acuerdo a las estimaciones de la revista  Forbes.

A lo largo de su carrera, el cantante lanzó más de 15 álbumes como solista y cerca de 85 sencillos, vendiendo así un estimado de entre 350 y 400 millones de dólares en producciones musicales, l

Se sabe que Jackson  ganó más de 3,000 millones de dólares antes, durante y después de morir.  Más de 4,000 millones de dólares tomando en cuenta la inflación.

En 2016, tuvo unas ganancias de 825 millones de dólares, el total anual más alto para cualquier artista vivo o muerto hasta la fecha. Es decir que, ganó más dinero sin estar vivo, que Beyoncé (105 mdd), Adele  o Taylor Swift (44 mdd).

Esto se debe a factores como las ventas de su show Cirque du Soleil en Las Vegas, Nevada, las royalties  que genera su catálogo editorial de EMI, las ventas del álbum “Scream” y el interés, las preferencias y la fama con las que aún cuenta a nivel mundial.

Según reportes de la plataforma de streaming, Spotify, sus canciones son escuchadas por más de 11 millones de usuarios al mes y actualmente está en el lugar 97 en todo el mundo de los artistas más escuchados en la aplicación, siendo Estados Unidos, Reino Unido y México, los países que más lo escuchan, seguidos de Brasil y Alemania.

Las 10 canciones más escuchadas del artista según la plataforma son ‘Billie Jean’, ‘Beat it’, ‘Black or White’, ‘Love never felt so good’, ‘Don’t stop ‘till you get enough’, ‘Thriller’, ‘Man in the mirror’, ‘The way you make me feel’, ‘P.Y.T’ y ‘Smooth criminal’.

Antes de morir, el Rey del Pop llegó a donar hasta la tercera parte de su fortuna, cerca de 300 millones de dólares  a diferentes ONG.