La Superbowl ha hecho un estudio y ha llegado a la conclusión de que , con su portentosa actuación en el descanso de la Superbowl del año 1993, es decir, hace justo veinte cinco años, fue el artista que consiguió que el descanso con la actuación de un gigante de la música, se convierta a esa hora en  el espectáculo más visto en la historia de la televisión.

La Superbowl vende que también es una gran catapulta para los artistas. Así el año pasado, Madonna presentó su nuevo álbum MDNA y anunció su gira con su actuación, amén de vender todos los discos posibles por esa actuación. Vendió más cien mil single en un sólo día, el día después de la Superbowl.

En el 2011, Black Eyes Peas dieron el concierto espectacular. Y sus ventas del cuarto album, “The Beginning” se incrementaron en un increíble 34 por ciento.

En el 2010, los Who dieron uno de sus mejores y más cortos conciertos. No tenían disco que promociona, pero el album de éxitos se incrementó en más de un cien por cien.

En el 2009, Bruce Springsteen vendía su nuevo album “Working on a dream”. Ese fin de semana de la Superbowl vendió más de docientos mil ejemplares.

En el año 2008,  Tom Petty y sus Heartbreakers lograron que todo el fondo de su catálogo superara la cifra de más de un doscientos por cien. Era su Antología.

En el 2007, Prince fue el héroe y las ventas de sus discos en Warner, su odiosa compañía, supusieron un incremento del mil por ciento. Más de cien mil temas de Prince se bajaron aquel fin de semana.

En el 2006, los Rolling Stones volvieron a conquistar el mundo. Toda la gira “A Bigger Bang” se incrementó en un treinta por ciento en tickets. Aparte de que vendían su “Forty Licks” maravillosamente.

En el 2005, Paul Mc Cartney fue el héroe. Su album en directo “Back in the Us” superó un incremento del 52 por ciento.

En el 2004, fue el año del escándalo de  la teta  de Janet Jackson con Justin Timbarlake, que fue quien se benefició, porque las ventas de su album “Justified” se incrementaron en un 160 por ciento.

En el 2003, se hicieron varias actuaciones, entre Shania Twain, No Doubt y Sting.

En el 2002, U2 se forraron con las ventas de su nuevo album “All that You can´t leave behind”.

En el 2001, fueron varias actuaciones con Aerosmith, Britney Spears, Nelly y Mary J. Blige.

Así hasta llegar a la histórica de Michael Jackson, que fue la que levantó todo el mundo de las actuaciones en el intermedio de la Superbowl.

Esta fue su actuación completa: