“Él estaba pidiendo y rogando que por favor le permitierá ingerir un poco más de “leche”, ya que era la única cosa que funcionaba”. Estas fueron las últimas palabras de . Lo ha declarado Conrad Murray, su médico, a la cadena MSNBC.

Por supuesto, Jackson no se refería a un lácteo, un vaso de leche. Lo que quería el rey del pop era otra dosis de propofol, el potente anestésico que le procuraba unas horas de sueño.

Tras el veredicto de culpabilidad -homicidio involuntario, cuatro años de cárcel y retirada de la licencia médica- Murray había estado extrañamente callado, apenas ha hecho declaraciones. El Daily Mail ha sabido que la cadena MSNBC ha grabado un documental sobre la relación entre la estrella fallecida y su médico. Michael Jackson and the Doctor: A Fatal Friendship” (Michael Jackson y el Doctor. Una amistad fatal“) se emite esta noche (11/11/2011) y pretende aclarar cual era la naturaleza verdadera de la relación entre ambos.

El documental se empezó a filmar en noviembre de 2009, cinco meses después del fallecimiento de Michael Jackson, y contiene varias entrevistas exclusivas a Conrad Murray. En una de ellas el doctor describe los últimos minutos con vida de Jackson y lo que dijo en aquel fatídico momento.

Por desgracia la última dosis resultó mortal de necesidad y Michael perdió el conocimiento. “Le dije a los de seguridad que se llevaran a los niños de allí, porque no quería que vieran como su padre recibía el CPR (resucitación cardiopulmonar). Y el guardia de seguridad dijo: ‘Doctor, doctor, ¿qué sucede?' ‘¡Necesito ayuda! Le estoy haciendo el CPR. ¡El señor Jackson no respira! ¡Llame al 911! ¡Necesito que llame al 911!' “, son las sobrecogedoras palabras de Murray en el documental.

“Jackson me decía que había encontrado un amigo en toda su vida, que era yo. Él tuvo un padre que nunca le abrazó, nunca abrazaba a sus propios hijos. Michael vivió una vida de 100 años de dolor”.

Ahora mismo Murray está confinado aparte de los otros presos por temor a que le pudieran hacer algo. También se ha especulado con la posibilidad de un intento de suicidio del médico tras haber conocido la sentencia de culpabilidad. También se ha sabido hoy que la cama en la que falleció Michael Jackson va a salir a subasta el 17 de diciembre. Macabro.

Murray ha sido el cabeza de turco perfecto. Se necesitaba un culpable. Cuatro años a la sombra y asunto arreglado. Eso parece haber satisfecho a todas las partes.