Es una verguenza. Los herederos de han logrado que el testaferro sea considerado, simplemente, como una máquina tragaperras.

El patrimonio que lleva las cuentas del rey del pop reconoce haber ingresado ya 310 millones de dólares desde la muerte del cantante. Una cantidad increíble si se tienen en cuenta que sólo ha existido una película, un disco y el merchandasing,  en un plazo de tiempo exageradamente corto, en tan poco tiempo.

Pues, bien, los administradores del “tesoro” del legado de Michael Jackson testimonian que todavía es muy poco para tapar los agujeros de deudas que dejó Michael en vida.

Siempre según los administradores, sólo han podido abonar 159 millones del coste de la deuda total, que asciende a una cifra, según ellos, superior a los 400 millones de dólares.

¿Debía Michael Jackson 500 millones de dólares antes de morir?. No se lo cree nadie, salvo los que meten la mano en la caja de un artistas que no puede ni rechistar. Es indignante.

Por ejemplo, la familia no ha abonado todavía los 900.000 dólares que costó el funeral de Michael, porque aseguran que las facturas que les han pasado no están nada claras.

Una firma de abogados del Bank of America van a intercalar una querella a los herederos. Es decir, que aún más se va a liar la madeja de un muerto al que sólo le consideran un tragaperras. Así de triste.

Abajo, el clip de ‘Hold my Hand'.