Un día como hoy, de 1985, compraba por 47,5 millones de dólares, 250 canciones compuestas por John Lennon y Paul McCartney. El “rey del pop” ganó la puja a Yoko Ono y McCartney, con quien perdió la amistad.