regresa a los escenarios con una gira este próximo verano, en que tratará d aparecer en la mayoría de los paises europeos.
Buble y su esposa, la actriz Luisana Lopilato, cancelaron todos sus compromisos profesionales en noviembre pasado , tras saberse  que su hijo mayor Noah, que entonces tenía tres años, comenzó el tratamiento por un cáncer.
En febrero, la pareja dijo que Noé estaba “progresando bien”. En abril, Lopilato pudo confirmar que su hijo no tenía cáncer.


“Gracias a Dios, mi hijo está bien” , dijo en una conferencia de prensa en Argentina , mientras señalaba que a Noah todavía le quedaba un largo camino por recorrer.
Michael Buble confiesa:
“La recuperación de mi hijo es un proceso largo, como todos ustedes saben, y él tiene que continuar con los chequeos. No puedo esperar para volver a  los escenarios.  Mis seguidores  han sido pacientes y quiero  agradecerles  todo su apoyo.

Buble y Lopilato también tienen un hijo de un año, Elias.