ozzyosbourneslash-x600-1400007362

Ozzy & , “Paranoid”.

El lunes por la noche hicieron acto de presencia en la décima edición del concierto Music Cares MAP Fund que se celebraba en el club Nokia de Los Angeles, para hacer un set acústico en honor de .

Sólo tocaron cuatro canciones. La cosa empezó con James Hetfield haciendo las primeras notas de “Stairway To Heaven” para dar paso a una curiosa versión de Metallica de “I Just Want To Celebrate” de Rare Earth, su éxito de 1971. Con Hetfield y Kirk Kimmett atizándole muy en serio a sus guitarras acústicas.

El programa MAPFund ya ha dedicado unos 10 millones de dólares en estos últimos años, para ayudar a músicos a permanecer sobrios, “limpios”. Bill Silva, mánager y uno de los responsables de Music Cares, bromeó desde el escenario, asegurando que muchos de los músicos rehabilitados estaban esa noche en la sala.

“La música se preocupa. Salva mi vida todos los días. Le estoy agradecido a la música. Estamos aquí para celebrar la vida. ¿Estáis vivos?. Nos sentimos bien la mayor parte del tiempo. A veces no tanto, pero cuando nos juntamos como hoy nos sentimos mucho mejor”, dijo Hetfield a los asistentes.

.

Metallica continuaron con otra versión, esta vez de “When a Blind Man Cries” de Deep Purple, con un solo aflamencado de Hammett. Y una nueva versión: “In My Life” de los Beatles, una de las mejores canciones de John Lennon, antes de pasar a interpretar una del homenajeado, “Diary Of a Madman”.

Era imposible, no se podían negar a acudir a rendir pleitesía a Ozzy. “Music Cares es una gran organización que ha ayudado a muchos de nuestros amigos. Y Ozzy Osbourne ha hecho tanto por nosotros… Esto es sólo una pequeña manera de poder darle las gracias”.

Robert Trujillo fue aun más lejos y dijo que no sabía que habrían hecho sin Ozzy y Black Sabbath. Crecieron escuchando y tocando sus canciones, e incluso comentó que la primera vez que se colgó un bajo fue para tocar “Iron Man” o “Sweet Leaf”.

“Es nuestro hermano, y esta organización le ha ayudado realmente a salvar la vida, y mantenerlo con nosotros más poderoso que nunca”.

Antes de tocar Metallica, Beth Hart abrió la noche acompañado de Chad Smith, batería de Red Hot Chili Peppers, haciendo una versión de “Changes”. Hart dijo haberse sentido muy conmovida la primera vez que oyó la canción, al darse cuenta de que era Ozzy Osbourne quién la cantaba.

Al final, fue el propio Ozzy el encargado de cerrar el evento, después de recibir el premio Music Cares de manos de Joe Walsh.

Ozzy empezó con “I Don´t Know”, con Dave Navarro de Jane´s Addiction a su derecha. Ozzy la finalizó tirando un cubo de agua a las primeras filas, donde estaban amigos y familiares. Le siguieron “Suicide Solution”, “Iron Man” y “Crazy Train”.

El gran final de fiesta llegó, cómo no, con “Paranoid”, con Slash (ex Guns N´Roses) apoyándole con su guitarra. Momento que aprovechó Ozzy para, mirando con incredulidad a la gente sentada en los asientos más caros,  lanzar un divertido:

“No se vuelvan muy locos. Ustedes pueden disfrutar de sí mismos”.