Desde muchos foros, los propios fans están furiosos de que a Metallica se les ocurriera aparecer con Lady Gaga en los premios Grammys. Van de mal en peor, porque el último álbum ya era mediocre.