A pesar de Maduro, todavía hay música, hay rock en Venezuela. Esta es la gran sorpresa, con Mesoneros, que entienden el rock como si fueran originales.