Hoy se cumplen 43 años de la muerte de la gran .

mama-cash-26-10-11-a

En el año 1973 Harry Nilsson se instaló en Los Ángeles, porque su amigo John Lennon había roto con Yoko Ono y comenzaba así su famosolost weekend.

Unos cuantos meses después, Nilsson le había cedido su apartamento a Mama Cass, tras el descalabro y el escandaloso final de The Mamas and The Papas. Mama Cass nunca pudo superar su amor no correspondido por la voz de uno de los Papas, Denny Doherty. Denny siempre admiró la voz de Mama, pero prefirió a Michelle Philips, con la que tuvo un affaire, a pesar de que estaba casada con el otro Papa, el líder, el maravilloso compositor, John Philips.

Los comienzos de Mama Cass no fueron excelentes, precisamente.Tomaba heroína y la droga le proporcionaba una perpetua depresión, a pesar del éxito que había tenido con su versión deDream a little dream of me.

Mama Cass llegó al apartamento de Nilsson, a principios de la última semana del mes de julio de 1974. Tenía dos semanas consecutivas de actuaciones en el London Palladium, muy cerca de Oxford Circus. El día 28 de julio, en su segunda noche , a pesar de que había tenido una actuación soberbia, llamó a Michelle Phillips, la otra Mama, que en aquellos momentos andaba en un affaire con Mick Jagger.

Michelle contó que Mama Cass lloraba desconsoladamente, que echaba de menos a su hija Owen, de padre desconocido (Mama se negaba decir cuál era, pero se cree que es Al Jardine, de los Beach Boys). Michelle confirmó que las lágrimas se derramaban desconsoladamente sobre una copa de champán y que, desgraciadamente, era el testimonio de una mujer absolutamente deprimida y al borde de la desesperación.

Esa misma noche, Ellen Naomi Cohen, alias Mama Cass, murió mientras dormía, a causa de un fulminante ataque al corazón provocado por su obesidad. Se supo entonces que Mama era la segunda víctima de aquel apartamento, a pesar de que su ilustre propietario no había muerto.

Corrieron toda clase bulos sensacionalistas en los tabloides amarillistas de Londres. Se dijo que Mama Cass se había muerto por afxisia mientras devoraba un sandwich de jamón. En realidad, se encontró la mitad de ese “bocadillo” en su mesilla de noche. Pero el informe del forense fue tajante: un ataque al corazón.

Mama Cass tenía sólo 32 años, medía un metro 65 centímetros y pesaba 104 kilos.