Probablemente, All  I ask of you sea la mejor canción de El fantasma de la Opera,  de Andrew Lloyd Webber. Cliff Richard la grabó en disco con Sarah Brightman , a la que el autor le dedicó el mayor suceso de un musical.