La entrada del nuevo single de los , Doom and Gloom recuerda al Mick jagger revolucionario de Undercover of the night.

Mick Jagger está  agresivo en la letra, en como canta, se escucha un riff de Ronnie Wood-excelentes guitarras- que simula Layla , de Duanne Allman-Eric Clapton  y, luego, los Stones parecen que han llegado a Streeet Fighting Man con el nuevo estribillo.

Y no es para menos . Parece un ataque frontal a Mitt Romney , dice Mick:”Todo lo que escucho es que todo está negro y yo también  lo veo oscuro en mi habitación”.

A Mick Jagger le sane la vena eterna  de izquierdas , siempre que puede.  No puede perder la oportunidad de meterles un hachazo a los republicanos y al temor que inspiran toda la candidatura de Romney , que se ha puesto en cabeza de las predicciones de voto.

No hay que olvidar que tanto Mick como Keith son increíblemente amigos del demócrata Bil Clinton, al que han sufragado muchas campañas.

Lejos del ataque a Romney , la canción  nos lleva a la sensación de que han recuperado la vitalidad , el empuje , en tiempo del tema, en el poder de la guitarras y Mick Jagger , que hace una maravillosa interpretación vocal. Lo clava como cantante de rock.

Los Rolling Stones no habían hecho un tema tan sólido, potente y fresco desde los tiempos de Steel Wheels, y su sensacional Rock and a hard place de 1989. Hace la friolera de 23 años.