y Kate Hudson paseando cerca de Pimrose Hill, en Londres. El líder de quiere seguir grabando en la capital británica y no en  Los Angeles.