No creo que Green Day sean muy amantes de las discotecas de Nueva York. Sobre todo, tras haber visto este brutal video de Kill the DJ, su nuevo video.