Maravillosa canción, gran interpretación de Mary J. Blige, con la ayuda del canadiense Drake y excelente video.