En abril de 2014 dimos en PYD la noticia de que el combo de hip hop neoyorquino había prensado una única copia de un nuevo LP, “Once Upon a Time in Shaolin”.

Un álbum doble con 31 cortes inéditos de Wu- Tang Clan. Cuando la banda anunció la existencia del LP (una suerte de “Santo Grial” del rap) su líder RZA comparó la encofrada rareza con el “cetro de un rey egipcio”, y empezaron a aparecer ofertas millonarias.

Y ahora se anuncia que finalmente el disco fue comprado el mes pasado por la que es una de las personas más controvertidas (y quizá odiadas) del mundo: el gestor de fondos de cobertura y co-fundador de Turing Pharmaceuticals, Martin Shkreli.

Al parecer lo ha adquirido por 2 millones de dólares.

La noticia ha sido confirmada por Bloomberg.com, que ha comentado lo siguiente:

‘Después de haber participado en una guerra de ofertas para empresas y las medicinas, Shkreli dice que tuvo la sensación desde el principio que él había hecho la oferta más alta por Shaolin. Al final resultó que tenía razón. Shkreli no quiso decir cuánto pagó. Pero una persona familiarizada con el acuerdo dice que le vendió el álbum por 2 millones de dólares. Antes de cerrar la adquisición, se le permitió a Shkreli escuchar unos cuantos fragmentos. Shkreli delegó la tarea a un empleado”.

El empresario de 32 años, a quien se le pidió abandonar su trabajo anterior en Retrophin por presunta malversación de activos, compró el álbum el mismo mes que su compañía farmacéutica compró un fármaco anti-parasitario llamado Daraprim, elevando su precio de 13.50 dólares a 750 $.

La BBC ha llegado a escribir que Shkreli “puede ser el hombre más odiado en Estados Unidos”, y Hillary Clinton le denunció, diciendo: “la especulación de precios de este tipo en el mercado de medicamentos especializados es una barbaridad”.

Hasta RZA ha tenido que hacer público un comunicado, casi pidiendo disculpas por haber encontrado su esotérica rareza semejante comprador:

“La venta de “Once Upon a Time in Shaolin” fue acordada en mayo, mucho antes de que las prácticas comerciales de Martin Skhreli salieran a la luz. Hemos decidido dar una parte significativa de las ganancias a la caridad”.

Shkreli, quizás en un intento de ganarse un poco a la gente, ha iniciado un live stream en YouTube, bromeando con que podría poner “algo especial”.