Una de sus últimas fotos

Ha muerto Martin Rushent, probablemente, el mejor produtor de finales de los años setenta y comienzos de los años ochenta.

Sobre todo por sus tres sensacionales primeros álbums, con los Stranglers y, sobre todo, la obra maestra que era el álbum “Dare” de la Human League, donde se encontraba ‘Don´t you want me'.

Este último álbum es increíblemente revolucionario, porque por primera vez se secuencian increíblemente eficaces cuatro pistas programadas con sintetizadores, gracias al Roland MC -8, que lo cierto es que lo había utilizado antes Richard Burgess, de Landscape, inventor de la Simmons, batería electrónica y productor de Spandau Ballet.

Pero lo más me asombró de Rushent era que podía pasaar del punk de los Stranglers al tecno con una facilidad pasmosa y la evidencia de su sonido, en sus estudios Genetic, era palpable en todas sus producciones. Rusenht había empezado como ingeniero para T. Rex y Fleetwood Mac.

No sabemos la razón exacta de su muerte. Su hijo no lo ha aclarado. Martin tenía 63 años.

Abajo, lo vemos en su estudio.