Recuerdo lo fuerte y lo creativo que era el sello Atlantic en Inglaterra en los años noventa. Aunque dependiente de la Warner, tenía su propia independencia, una coherencia formidable.

Con el fichaje de Marina Diamandis, tras una corta carrera en un sello indie, parece que la marca quiere volver a tener una importancia.

El álbum de esta chica de 24 años, de una belleza inusitada y de una gran calidad vocal puede sorprender a cualquier mortal.

La opera prima, el álbum, que se llama “Family Jewels”, aparece en unos dias. Contiene una pequeña obra maestra de pop como es ‘I´m not a robot' y con una buena continuación, que es su nuevo single, ‘Hollywood'. A veces me recuerda descaradamente a , incluso en la manera de componer, en algunos giros de su voz.

Lo que no me gusta tanto es que entre los números se encuentre Benny Blanco, por el simple hecho de que ha trabajado Katy Perry.

[ad#adsense-250×250]Marina, hija de griego y de galesa, se hacía ella misma las canciones y los arreglos en su pequeño MAC. Sabe música, sabe programar y tiene facilidad para componer.

En cualquier caso, Marina, la griega es uno de las primeros descubrimientos del año, un magnífico recordatorio de que hay mujeres con mucho talento. Y que la saga no para, tras Duffy, Adele, etc..

Abajo, el video de ‘I´m not a robot'.