Mariah Carey con sus hijos Moroccan y Monroe en una fiesta post concierto de Mariah Carey en Sugar Factory American Brasserie en Ocean Drive, Miami Beach.