Mariah Carey tiene obsesión con los temas navideños. Este año, ha grabado con el gran John Legend este tema, aunque antes ya lo había hecho en el álbum de Justin Bieber.