No es fácil ver a Marcus Mumford junto con su novia Carey Mulligan. Entre otras cosas, porque la actriz británica es muy celosa de preservar  su vida privada. Marcus graba en Nueva York, el segundo álbum de .