Es la mejor diversión para poner en solfa a Lady Gaga, Britney Spears y Beyonce. El último álbum de es un gran olvidado por todos.