Este es el artículo que Julián Ruiz ha escrito en el diario EL MUNDO sobre la historia de las dos Apples. Ya están mordidas:

Adán y Eva fueron expulsados del paraíso por culpa de una manzana. Pero con el paso del tiempo se convirtió en algo diferente. Venía del arbol del conocimiento bíblico. Issac Newton probó con una manzana la ley de la gravedad. A Manhattan la llamaron la gran manzana.

Y, al fín, en el año 1968, Paul Mc Cartney se enamoró del famoso cuadro del belga Rene Magritte, obra de arte que por cierto se ha comprado recientemente. En el cuadro era protagonista esa manzana verde gigantesca , que dió pie a la fundación de la empresa de los negocios de los Beatles, Cops. Una pérfida conjunción de palabras de John Lennon” -core;-corp”. Steve Jobs , un fan de los Beatles, formó la compañía de la manzana mordida y a sus ordenadores los llamó Macintosh, una variedad de la propia manzana.

Ahora, en este siglo XXI, ese logo maravilloso,con la manzana verde Magritte,  que diseñó  Gene Mahon ,definitivamente, también ha sido mordido . Steve Jobs ha logrado el arca de la alianza, el santo grial de la música. Los Beatles pueden ser poseidos, adquiridos por los millones de “pecadores”  de la manzana podrida. Se acabó el anhelo más deseado por los navegadores digitales . Murió el hito, el mito. Como dijo una vez George Harrison . “¡Lo Beatles han caido. Viva el vinilo!”.

Así podremos pintar de blanco al submarino amarillo. Casaremos por fín a  Eleanor Rigby. Haremos tocar a la banda del Sgt Peppers y cantaremos juntos aquellos de “All you need is Apple… “

No deja de ser un disparate que por culpa de una sentencia reciente en la que EMI , el sello original de los Beatles, el propieterio del primer manzano, volviera a perder su contencioso contra un grupo de banqueros que controlan la tarjeta Visa en el mundo, se hayan convertido en el apendice final a tres bandas .

Mill millones para la verde manzana de Paul, otros mil para el arbol , la propia EMI , a punto de la bancarrota y el 90 por ciento del negocio de los Beatles para aquel viejo fan del grupo de Liverpool. Tal como quería el dueño del iTunes.

Newton vuelve a tener razón .Esta es la ley y la fuerza de la ley de la gravitación universal. Todos somos hijos de Adan y Eva. Incluso los Beatles y Steve Jobs.
Abajo, Hey Jude, el primer single de los Beatles en Apple