MANIC STREET PREACHERS REGRESAN CON "POSTCARDS FROM A YOUNG MAN"

Portada del nuevo album de los galeses

Escucho ‘It´s not war, just the end of love’ y me quedo perplejo. Es la  duodécima o la enésima sensacional canción que escucho de a lo largo de una excepcional carrera, sólo en Reino Unido e injustamente olvidados en muchas partes del resto del mundo.

Y escuchas su nuevo álbum, “Postcards from a young man” y una vez más reconoces que el grupo de Nicky Wire jamás arrojará la toalla.

Para dar un mayor sentido publicitario al álbum se han rodeado incluso del viejo John Cale de la Velvet, que toca el piano en un extraño y sentido tema como es ‘Auto-intoxication’ siempre con los suficientes grados de politazión, que son tan afines al grupo. Pero el tema es redondo en composición y en la expresividad de las guitarras.

Es un guiño magnífico que Ian Mc Culloch también aparezca en un tema pretencioso, pero muy inteligente, ‘Some kind of nothingheness’.

También hay un gesto a la galería , con la participación de el bajista de Guns and Roses, Duff McKagan en la irónica ‘A billion balconies facing the sun’.

Desde hace quince años, Sony siempre ha respetado a este grupo galés, aunque salvo en un par de ocasiones, nunca han apostado por ellos con el suficiente empuje de publicidad y marketing. Ellos se lo pierden. Pero que miren la actual nómina de sus grupos. Poco o nadie como los Manic.

Adelante, siempre adelante.

Hay que  escuchar abajo, el sensacional tema single del nuevo álbum , con los acordes en “la” como el fenomenal Badge, de Clapton y Harrison. Gran arreglo, gran producción. Una de las canciones del año.