Manic Street Preachers han finalizado su contrato con Sony. No hay contrato de renovación.

Había cierta resignación en el grupo galés, un cierto resquemor al futuro, pero de repente el gran James Dean Bradfield ha utilizado una agencia inglesa de noticias para afirmar que el grupo ha iniciado la grabación de un nuevo album.

James Dean reconoce que en el album Lifeblood no estuvieron afortunados. Demasiada sangre en las palabras, en las notas,  en las armonías. Prefiere la sencillez que están saliendo en las canciones que ya tienen preparadas.

Nosotros sólo tenemos como última referencia el album Postcards from a young man y era un disco excelente, de enorme calidad, tanta que las gran horterada inglesa no entendió absolutamente nada.

El lider de Manic Street Preachers advierte  que, de todas formas, el nuevo album no aparecerá hasta al menos el año 2014. Quieren hacer un album extraordinario. No tienen prisa.

Además, no saben si tendrán un nuevo contrato con una “major” o su, simplemente, lo lanzarán a traves de su página web e iTunes.

El tiempo lo dirá, efectivamente, pero no perdemos a un grupo soberbio.