manics140912w

Richey Edwards es un poco el Syd Barrett de Manic Street Preachers, uno perdió la cabeza, el otro desapareció para siempre, se lo tragó la tierra, y sus grupos nunca volvieron a ser los mismos.

Los galeses siguen rumiando que pasó con Edwards. Tras su misteriosa desaparición el 1 de febrero de 1995 jamás se supo nada más (se cree que se suicidó) y finalmente fue declarado legalmente muerto en 2008. Ahora han admitido ante John Wilson de la BBC que han borrado el dolor por su desaparición, y han dicho que era difícil saber lo desesperado que se sentía su compañero de banda.

La banda anunció en el programa que están pensando en llevar de gira “The Holy Bible” (aparte de los 7 conciertos que van a dar en diciembre en Gran Bretaña e Irlanda tocándolo en su totalidad), el último LP que grabaron con Richey, y Nicky Wire habló sobre el espinoso asunto de Richey:

“Probablemente lo he borrado. Nos decimos a nosotros mismos que él estaba escribiendo acerca de estas cosas oscuras de un modo periodístico, escribiendo desde el punto de vista de un anoréxico, y gran parte de nuestro material estaba concebido de esa manera.”

manic_street_preachers05_website_image_photography_standard

James Dean Bradfield, añadió que hubiera sido más fácil asumir que Edwards estaba imaginando el dolor de los demás en sus canciones en lugar de hablar del suyo propio:

“Pensé que estaba siendo más indirecto de lo que era. No creo que fuese todo sobre él. Se trata de un álbum muy nihilista, repleto de intenciones, ideas y observaciones. Vimos un montón de oscuridad e introspección allí, pero que él estaba mirando hacia el exterior también”.

manic_bible_shows_post_600

Al preguntarles Wilson como fue el día posterior a la desaparición de Richey, Wire respondió:

“Prefiero bloquearlo para ser honesto con usted. Una vez que supe que estaba desaparecido hubo una mezcla de pánico extremo y una sensación persistente de que algo andaba mal.”