Hace apenas unos días había anunciado que ha compuesto 10 canciones nuevas con James Williamson. La grabación del nuevo disco de los Stooges tendrá que esperar porque Iggy Pop se ha roto dos huesos de un pie durante una actuación en Rumanía. El grupo tanbién ha tenido que cancelar su gira por Estados Unidos.

Los doctores le han recomendado que descanse entre seis y ocho semanas. Iggy está que echa chispas por tener que anular o posponer conciertos. Conociendo la historia de Iggy Pop lo sorprendente es que no haya tenido mucha smás roturas.

Su carrera en solitario ha ido de lo sublime a lo nefasto y “La Iguana” tira de Stooges hacia adelante. Es normal, porque sabe de sobra que esa es su leyenda. La leyenda de un grupo que revolucionó el rock, al menos a nivel underground, con apenas tres elepés.

Durante la primavera pasada Iggy Pop se reunió con James Williamson, guitarra de la última formación del grupo en los 70, y compusieron diez canciones de las cuales hay cinco que son del agrado de Iggy. Ahora les falta componer la otra mitad del disco. Iggy cita ‘Requiem for a Heavyweight' como una de las mejores. La compuso Williamson al dobro. Quizá Iggy pueda aprovechar su convalecencia para terminar el álbum. 

Con James Willliamson los Stooges grabaron “Raw Power” el disco, producido David Bowie en 1973, que tenía que haber puesto a Pop donde Transformer puso a Lou Reed y sin embargo fracasó estrepitosamente. En esa formación también estaba tocando el bajo Ron Asheton. Williamson sustituyó a Asheton en la reunión de los Stooges en 2009 cuando este falleció.

Iggy Pop, de 64 años, ha dicho que se retirará cuando tenga 70 años. Antes espera recuperar aquel par de discos absolutamente mágicos de 1977; “The Idiot” y “Lust For Life”.

“Quiero revisitarlos en algún momento. Los he hecho tan mal en directo que me gustaría hacerlos realmente, realmente bien. Aunque a veces he hecho canciones de estos discos con mucho espíritu, me gustaría repasar bien esos dos discos”, ha dicho Iggy.