Magín Díaz tiene el corazón de un león a pesar de su apariencia frágil. A sus 95 años es  el intérprete vivo más antiguo de bullerengue, un género folklórico liderado principalmente por mujeres  a través de la tradición oral. Ahora, a pesar de su edad está nominado para ganar un Grammy Latino. 

La semana pasada,  el sello discográfico Afrolatin @ Project y Chaco World Music presentaron su obra , el primer álbum en solitario afrocolombiano

El disco tiene  18 temas e incluye colaboraciones de  Carlos Vives , Totó la Momposina, Petrona Martínez, Bomba Estereo , Monsieur Periné y Systema Solar , entre muchos más músicos de Colombia que rinden homenaje a Magín.

El álbum dibuja los límites entre los estilos musicales y culturales, que a la vez son distantes y familiares. Es otra forma de presentar  las tradiciones afro- colombianas con el  bullerengue, la chalupa, la  cumbia, la champeta criolla y el  aguabajo.

De las llanuras colombiano-venezolanas aparece el  joropo llanero; de los sonidos internacionales, existe el Chamamé argentino; el sexteto cubano, columpio infundido en francés con bolero, Mumbai congoleño, cumbia infundida en México y sonidos globales como electrónica y hip-hop . Toda esa es la gran música colombiana .

Debido a su avanzada edad, Magín no pudo asistir al estreno del disco en Nueva York  la escucha del  álbum escuchando , pero  espera viajar a Las Vegas este año ya que ha sido nominado para dos Latin Grammys en las categorías de mejor álbum folk  y mejor portada.

Se trata de una hazaña sin precedentes para un artista de su edad,  en un género no muy popular  en gran medida en la América contemporánea . convencional.