Ante los intensos rumores de separación del cuarteto de Nashville, ha tenido que salir a la palestra la propia madre de Caleb, Jared y Nathan Followill a poner orden, y dejar claro que seguirán tocando. Al menos de momento.

Betty Ann Murphy, madre de los hermanos Followill  y tía de Matthew, ha declarado que la banda estará pronto de vuelta “mejor que nunca”.

“Algunas veces todos beben más de lo que debieran, Son hombres jóvenes y se van de borrachera. Ninguno necesita rehabilitación”, ha comentado. Sin embargo han sido notorios los problemas con la bebida de su cantante Caleb en los conciertos de este verano. Sus representantes hablaron de “problemas de voz y agotamiento”, pero lo cierto es que Caleb salió “trompa” al escenario en más de una ocasión. Además ha insinuado una carrera como solista al manifestar que muchas de las canciones que compone para Kings Of Leon se quedan en camino, y no llegan a a parecer en los discos, y que sería bueno que esas canciones fueran publicadas y no se perdieran.

Su hermano Nathan ya utilizó su cuenta de Twitter para asegurar que los cuatro estaban agotados pero sin la menor intención de dejarlo. Ahora es la señora Followill en persona la que sale en su defensa.

Kings Of Leon tienen que volver a la carretera a finales de septiembre para tocar en Canadá.