La historia es del Hollywood Reporter, en su edición de hoy mismo. El nuevo álbum de es el mayor fracaso o batacazo de la historia de la artista.

“MDNA” había vendido en su primera semana la cifra de 179.000 copias, ya que otras 185.000 copias se habían vendido con las entradas para sus conciertos. Pero a la segunda semana, “MDNA” sólo ha vendido 46.000 copias, el  segundo batacazo más clamoroso del año.

Hasta el álbum de Lionel Richie, que no es otra cosa que covers de sus propios temas en vaquero, le ganó hasta en la primera semana.

Su manager Guy Osearey parece que se queja de la mala promoción que ha hecho Universal, pero habría que recordarle que la compañía sólo es la distribuidora de la obra y no tiene que empeñarse en una promoción especial, aunque Madonna, personalmente, hizo una promoción brutal, incluso con la actuación en la Superbowl.

En Universal culpan a Madonna de inclinarse excesivamente a la música de baile electrónica, algo que siempre jugaba con ello, pero también con un toque pop. Madonna dice que se siente orgullosa de su duodécimo álbum y recuerda que lleva 30 años ya en el negocio.

Mi opinión es que ha hecho un pútrido álbum y ya esta. Que le vaya bien en las galas.